Retomando las ideas previas

concéntricoLa construcción de  teoría fundamentada requiere de sucesivos análisis en base a los datos objetivos y la propia reflexión del investigador. Después de 13 entrevistas con expertos (relacionados con la educación superior, la pedagogía, la incorporación de las tecnologías en la docencia, la sociología o la gestión institucional de la innovación en la universidad), ya iniciada la codificación abierta de los datos obtenidos, es momento de retomar mis ideas previas para volver a pensar sobre ellas:

• <La sociedad ha cambiado considerablemente a causa de la expansión tecnológica. Las tecnologías, han transformando profundamente las economías, los mercados, la estructura de la industria, los productos y servicios, los puestos de trabajo, los mercados laborales, nuestra forma de comunicarnos, de aprender, de concebir el mundo y a nosotros mismos. Tal y como dice Marí (1999) “la novedad reside en el carácter totalizante de la revolución tecnológica: alcanza a todas las dimensiones de la vida y a la sociedad mundial”. La sociedad actual puede definirse con conceptos como “sociedad de conocimiento” y “sociedad digital”.> Después de varias entrevistas y opiniones más o menos encontradas en la forma, realmente en el fondo se comparte que la idea de que la tecnología sirve como potenciadora o aceleradora de procesos sociales o personales naturales para nosotros. No es que aprendamos de forma diferente, sino que es más sencillo y más rápido aprender de forma natural.

Algunas claves esenciales de ese aprendizaje es que es: construido socialmente, autónomo, se produce por descubrimiento, depende en gran medida de la motivación personal y sucede en todo momento y lugar.

• <La educación es un servicio básico y de gran importancia en el desarrollo social, por ello debe estar en sintonía con los cambios sociales que se producen.>Mi conversación con Faraón Llorens (ex-Vicerrector de Tecnología e Innovación Educativa en University of Alicante) me hizo reflexionar acerca de esto. Él me explicó con una comparación cómo se innova en la universidad y como debe responder a los cambios sociales. Me comentaba que la innovación en la universidad es como una batalla en la que algunos exploradores se adelantan para reconocer el terreno y el resto del ejército queda a la retaguardia esperando avanzar sobre seguro porque una vez se avance no hay marcha atrás, o el coste sería excesivo.

Por otro lado, Martín Barbero, (Profesor de sociología en la Universidad Pablo de Olavide, en Sevilla) me comentó algo que me hizo ver la universidad desde otra perspectiva, porque realmente la universidad es parte de la sociedad, y en mayor o menor medida reflejo de la misma

Si tuviera que redefinir mi idea inicial, diría que aunque es necesario que debe haber sintonía entre la sociedad y la universidad, lo cierto es que es importante diferenciar entre tendencias sociales estables y modas pasajeras, que son relativamente frecuentes en lo que a tecnología se refiere.

 • Sin ánimo de generalizar hablando de educación, me centraré en la educación universitaria, que aunque ha desarrollado algunos cambios sobre todo en los último años aún tiene pendiente un largo camino para adaptarse y transformar la sociedad actual. La sociedad actual y la futura necesitan sistemas educativos flexibles que incorporen la incertidumbre y el constante cambio como elementos esenciales para formar para el futuro más allá del momento actual. Las universidades han de favorecer un modelo integral de educación que desarrolle competencias, no conocimientos, para eliminar la obsolescencia de su validez y adecuarse a los cambios sociales. Por ello, es necesario repensar la universidad y su rol social, enfocarla adecuadamente, iniciar un ciclo de transformación relevante para el futuro. En esta aformación encontramos mezclados varios elementos importantes que paso a analizar y repensar:

  • Lo relacionado con el cambio constante y la flexibilidad se puede decir que ha sido abordado en el punto anterior
  • En cuanto a la necesidad de un modelo integral de educación superior, sigo pensando que la educación superior ha de servir para desarrollar competencias básicas que permitan a las personas continuar aprendiendo y adaptarse a cada situación.
  • Y para terminar, la necesidad de transformación de la universidad creo que es una realidad, lo importante es definir el modo en que debería transformarse

• La universidad tiene una responsabilidad esencial para el fomento de la innovación y la vanguardia del conocimiento. Por ello, Bigum y Rowan (2010) defienden que las universidades han de convertirse en lugares de producción del conocimiento serios en los que se desarrollen iniciativas de interés para la comunidad, lo que conseguiría una mayor implicación de los estudiantes u otros agentes externos a la universidad y sobre todo una conexión más real y cercana entre la universidad y la sociedad. Ciertamente cada vez menos las universidades son el centro esencial de innovación. El conocimiento ya no se genera únicamente en las universidades. La innovación con frecuencia surge en los márgenes de la institución o como forma de confrontación a la misma, otras veces supera las limitaciones institucionales y simplemente sucede a camino entre lo institucional y lo no institucional. Eso no exime de responsabilidad a la universidad, pero deja de ser el nodo centrad de la red de innovación. Lo que si es relevante de esta afirmación es la necesidad de que la universidad genere una relación más fluida con la comunidad, más dialógica, y que la producción de conocimiento académica responda a intereses, necesidades de tipo cultural, social y no únicamente económicos o académicos.

El cambio necesario en la educación universitaria debe pasar por adaptarse al modelo de “Universidad Expandida” definido en término generales por la apertura, la transferencia horizontal de conocimientos y la inclusión. Su filosofía es que todas las personas saben algo que pueden compartir y que la forma más eficaz de aprender es compartiendo lo que sabemos. No obstante la definición de este modelo es el objetivo esencial de esta tesis es sin duda más amplio. Para comenzar, lo relaciono directamente con otro modelo que considero precursor definido en la década de los 80 y llamado “Universidad Abierta”. A continuación muestro en un mapa conceptual que detalla las diferencias entre ambos modelos. Dos reflexiones al respecto. Una relacionada con la necesidad del modelo “universidad expandida” y la otra con los términos con que describí qué es “educación expandida”.

  • No creo que sea absolutamente necesario que todas la universidades deban adaptar el modelo de “universidad expandida” para innovar adecuadamente. Ni siquiera creo que sea un modelo en sí mismo aunque si sería interesante que desde las universidades se realizara un ejercicio de reflexión acerca de los elementos esenciales de la “educación expandida” para considerar firmemente cuáles de ellos necesitan ser aplicados y en qué modo.
  • La definición inicial fue demasiado simplista y deberá ser revisada, y completada a lolargo de la investigación.

Anuncios